Blogia
DIAGNÓSTICO

Prevención y Seguridad en el Hogar

Prevención y Seguridad en el Hogar

 

Los padres deben brindar seguridad en el hogar, teniendo en cuenta que es el sitio donde crecen y se desarrollan los niños; en consecuencia será un lugar libre de peligro.
Como resultado de las experiencias vivídas, orientamos al lector acerca de la seguridad dentro del mundo en que los niños viven para cimentar conceptos y normas de prevención de accidentes, principios y técnicas para aplicar los primeros auxilios que se pueden prestar mientras conseguimos un auxilio médico. Es importante que los padres reconozcan no solamente los riesgos que pudiesen haber en la casa sino que también hay que prevenirlos.
Recordaremos que el estado de ánimo y las circunstancias de la familia influyen de manera decisiva en la seguridad que el niño pueda tener en su propio hogar. Los accidentes que ocurren con mas frecuencia se presentan por las siguientes causas:
> Cuando los niños tienen hambre o sed y no hay nada preparado para comer o beber.
> Muchos envenenamientos ocurren justamente antes de las horas de comidas.
> Cuando los niños y los padres están cansados, generalmente antes de la siesta y/o a la hora de acostarse.
> Cuando los niños son hiperactivos o están apurados y realizan

las actividades apresuradamente.
> Cuando las madres están embarazadas y/o enfermas y no le es posible supervisar el cuidado diario que requiere el niño.
> Cuando las personas que cuidan a los niños no tienen mucha experiencia o no los conocen.
> Cuando los padres se encuentran en un estado emocional muy estresado y descuidan a los niños y estos pueden tomar diferentes rumbos
> Cuando la rutina de la familia ha variado por largos viajes y vacaciones.
> En cada ambiente de la casa hay generalmente sustancias tóxicas que los niños pueden llegar a ingerir. Los accidentes por envenenamiento ocurren comúnmente a los niños menores de 5 años por comer o beber sustancias tóxicas que por descuido se dejan al alcance de ellos.
> Sugerimos a los padres mantener fuera del alcance de los niños y pre¬feriblemente guardada en un sitio con llave, toda sustancia tóxica.
> Para evitar confusiones, los alimentos y las sustancias tóxicas deben ser almacenadas o guardadas por separado, nunca mezclados, para evitar que usted misma o un niño puedan ingerir, por equivocación, o por estar envasado en un recipiente de comida, como botellas de refrescos, potes de leche, u Qt empaques muy familiares.

> Las sustancias que haya en la casa deben estar herméticamente cerradas y debidamente identificadas con un rótulo y ordenadas lejos del alcance de los niños.
> Evite dejar en cualquier lugar de la casa las bolsas o paquetes que traigan sustancias tóxicas.
> La acción tóxica de la sustancia depende de la cantidad ingerida. Actué rápidamente y solicite información en el centro toxicológico más cercano.
> Debido a la corta edad y a al falta de ayuda, los niños son particularmente susceptibles a tener accidentes por asfixia y por caídas.
> Sugerimos a los padres tomar las debidas precauciones para evitar estos accidentes.
Retire las bolsas plásticas que estén al alcance de los niños. Evite el uso de juguetes, colchones y almohadas infladas con agua.
No coloque almohadas ni mantas que puedan interferir la respiración del niño.
No deje al bebé con el tetero colocado en la boca, éste debe ser siempre administrado por una persona adulta.
Mantenga el congelador o cuarto frió con la puerta cerrada con llave.
Retire los objetos amontonados o apilados que puedan caer encima del niño tapándolo o aprisionándolo.
Elimine cuerdas, corbatas, mecates, pañoletas, bufandas, de la habitación de los niños.
Evite que los niños corran o jueguen con la boca llena de comida o algún objeto.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres