Blogia
DIAGNÓSTICO

Las nuevas virtudes del Ácido Fólico

20090426151158-trastornos-acido-folico.jpg

Conocido desde hace tiempo por­que ayuda a evitar malformaciones congénitas rela­cionadas con el cerebro y la médula espinal, el ácido fólico (una vitamina hidrosoluble del complejo B, presente en algu­nas carnes, los vegetales de ho­jas verdes, legumbres, cereales integrales y algunas frutas) también podría desempeñar un papel importante en la prevención de nacimientos de bebés antes de término.

Mediante un estudio que se realizó con casi 40.000 muje­res, un equipo de investigado­res estadounidenses e irlande­ses demostró que las partici­pantes que tomaron suple­mentos de ácido fólico por un año o más antes de quedar em­barazadas tuvieron un riesgo 70% menor de dar a luz entre la vigésima y la vigésima octava semanas de gestación.

"Se evaluaron todo tipo de protocolos, estilos de vida y me­dicamentos, y nada de ello ayu­dó a prevenir significativamen­te el nacimiento de bebés pre­maturos", afirma la doctora Katharine Wenstrom, presiden­ta de la fundación The Society of Maternal-Fetal Medicine y profesora de la cátedra de Gine­cología y Obstetricia del Centro Médico de la Vanderbilt University en Nashville.

En su opinión, es probable que el ácido fólico regule cier­tos genes que funcionan mal y provocan el nacimiento antes de tiempo. "Ya que conocemos la importancia que tiene el áci­do fólico, los investigadores pueden evaluar las distintas reacciones que éste provoca y determinar cuáles podrían re­lacionarse con los partos pre­maturos", agregó.

Un nacimiento prematuro es aquel que ocurre antes de que se cumpla la trigésima sép­tima semana de gestación, se­gún informó el organismo de investigación médica del go­bierno de Estados Unidos, National Institutes of Health (NIH). La tecnología y los co­nocimientos sobre medicina cada vez más avanzados han aumentado las probabilidades de supervivencia de los bebés prematuros; los que nacen des­pués de la vigésima octava semana tienen 90 por ciento de probabilidades de sobrevi­vir, de acuerdo con el NIH.

No obstante, añadió, cuanto antes nace un bebé, mayor es el riesgo de que sufra compli­caciones graves, tales como derrames cerebrales, infeccio­nes, retrasos de crecimiento o problemas intestinales.

En el nuevo estudio partici­paron 38.033 mujeres que esta­ban embarazadas de un solo feto. Se excluyeron las que pa­decían complicaciones gesta-cionales conocidas como pre-eclampsia o hipertensión y aquellas cuyos fetos ya presen­taban anomalías cromosómicas congénitas o malformaciones de otra naturaleza.

La edad gestacional de los fe­tos se determinó mediante un diagnóstico por imágenes de ul­trasonido que se les practicó a las participantes entre la dé­cima y la décima cuarta se­manas de embarazo. Cada una de ellas contó a los investiga­dores cómo había sido su expe­riencia con los suplementos de ácido fólico.

Los investigadores concluye­ron que las mujeres que habían tomado un suplemento de áci­do fólico durante al menos un año antes de quedar embaraza­das tuvieron un riesgo 70% inferior de dar a luz entre la vi­gésima y la vigésima octava se­manas de gestación. Según se desprende del estudio, la inges­ta de este suplemento por doce meses disminuyó en un 50% las probabilidades de que las participantes tuvieran a sus hijos entre las semanas 28 y 32 del embarazo.

"Mediante el estudio pudi­mos determinar cómo dismi­nuyó considerablemente el ín­dice de nacimientos prematuros espontáneos entre las mujeres que tomaron ácido fólico du­rante un año antes de concebir. En virtud de que es posible pre­venir el nacimiento de bebés antes de término, tenemos una razón más para motivar a las mujeres a que empiecen a tomar un suplemento de ácido fólico", explicó el doctor Alan Fleischman, primer vicepresi­dente y director médico de la fundación March of Dimes.

Los resultados del estudio se dieron a conocer en la reunión anual de la Society of Maternal-Fetal Medicine. Fleischman in­dicó que los hallazgos actuales son preliminares y, por consi­guiente, es necesario publicar­los en una revista de medicina con la autorización previa de la comunidad médica del país.

Por su parte, Wenstrom esti­ma que todos, tanto hombres como mujeres, deberían tomar un suplemento de ácido fólico diariamente, además de un complejo multivitamínico que lo contenga. La fundación March of Dimes aconseja que las mujeres tomen 400 micro-gramos de ácido fólico diaria­mente mucho antes de quedar embarazadas y continúen to­mándolo durante el embarazo.

 UNA ETERNA RECOMENDACIÓN

Desde hace muchos años el ácido fólico es tomado por las mujeres embarazadas para prevenir malformaciones congénitas relacionadas con el cerebro y la médula espinal. El consejo es que las féminas tomen 400 microgramos de esta vitamina diariamente mucho antes de quedar embarazadas y que continúen tomándola durante todo el embarazo.

Fuente: Serena Gordon (Estampas Zulianas, Diario La Verdad)

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres