Blogia
DIAGNÓSTICO

El insomnio altera la hormona que regula el hambre

El insomnio altera la hormona que regula el hambre

Estudios realizados hasta ahora habían asociado la falta de sueño con la obesidad y otros problemas de salud y una nueva investigación explicaría por qué. El estudio, que incluyó a 38 hombres con y sin insomnio crónico, halló que aquellos con el trastorno del sueño tenían un 30 por ciento menos niveles nocturnos de la hormona grelina, que está involucrada en el control del apetito.

En los últimos años, varios estudios destacaron el papel del sueño en el  estado de salud general. Las investigaciones asociaron la falta de sueño, debido, por ejemplo, a los trastornos del sueño o los turnos laborales, con alto riesgo de obesidad, diabetes y enfermedad cardíaca.

Los últimos resultados, publicados en Psychoneuroendocrinology, aclaran un  poco más por qué la deficiencia de sueño favorece el aumento del peso corporal y sus consecuencias para la salud. "Recién estamos comenzando a comprender cómo la falta de sueño altera las hormonas que pensábamos que estaban relacionadas específicamente con el metabolismo de las calorías y el apetito", dijo a Reuters Health el autor principal del estudio, doctor Sarosh J. Motivala, de  University of California, en Los Angeles.

"El estudio sugiere que la  alteración de la regulación hormonal explicaría por qué algunos pacientes con insomnio aumentan de peso con el tiempo", agregó. Para el estudio, el equipo dirigido por Motivala hizo que 14 hombres con insomnio crónico y 24 hombres sanos pasaran dos noches en un laboratorio del sueño. El equipo usó un catéter para extraerles sangre periódicamente durante el sueño y poder identificar, así, fluctuaciones en las hormonas leptina y grelina.

Las células grasas segregan la leptina, que regula el peso corporal; los bajos niveles de leptina producen el hambre, mientras que su aumento le indica al cerebro que el organismo está satisfecho y activa la quema de calorías. El estómago produce grelina para aumentar el apetito. En el estudio, los hombres con insomnio crónico tenían niveles nocturnos bajos de grelina a diferencia del grupo sin insomnio. Si bien eso parecería ser positivo, Motivala sostuvo que los resultados apuntan en realidad a un problema en la regulación de la grelina en los hombres con insomnio.

El autor explicó que es posible que los niveles de grelina en los pacientes con  insomnio estén por debajo de lo normal durante la noche, pero por encima de ese nivel durante el día. Eso, quizás, les aumentaría el apetito. Por otro lado, Motivala agregó que las personas con insomnio crónico tendrían constantemente niveles bajos de la hormona, lo que indicaría una desregulación general en la forma en la que la grelina se "expresa" en el organismo. 

También comentó que con sus colegas están tratando de responderlo en un estudio en curso sobre hombres y mujeres con insomnio.

Fuente: Reuters Health

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres