Blogia
DIAGNÓSTICO

Administrando la sexualidad

Estamos acostumbrados a ser administradores en algunos aspectos de nuestras vidas, y cada persona, dependiendo de sus forma de ver la vida, le da mayor importancia a la administraciónde un solo aspecto de ella; aspecto laboral, académico, financiero, religioso, social, profesional, político, familiar, etc.

Pero la mayoría de los seres humanos viven una administración de su sexualidad insuficiente, escasa y a veces nula. Porque solo se centran en uno o en dos factores que afectan su sexualidad y obvian todo lo demás. A través de este ensayo se te daran algunos elementos, para que comprendas la importancia y los beneficios de mantener una vida planificada en todos los aspectos cotidianos de nuestra sexualidad. Llegar a lo más profundo de tu intimidad, para provocar una liberación en tu identidad personal y en todas las áreas que conciernen a tu sexualidad te será de gran ayuda. Conoce algunas herramientas que te permitan vivir una vida saludable, dinámica y plenamente segura.

Pareja

No podemos hablar acerca de la administración de la sexualidad, si no comenzamos, con tomar la decisión de seleccionar una pareja, con la cual planificar, todos los demás aspectos de nuestra sexualidad. Nuestra Sexualidad, es un recurso personal, que debemos manejar con compromiso, placer, y honor.   Cuando hablamos de compromiso, aquí estamos hablando de el absoluto compromiso que debemos tener nosotros mismos, con nuestra propia sexualidad, nadie puede tener mayor compromiso con nuestra sexualidad que nosotros mismos, somos nosotros los propios dueños de nuestro cuerpo, y lo que hacemos con el, para bien o para mal, nos beneficiara o nos perjudicará.   Nuestro propio ser, en sus dos facetas el aspecto interno y el aspecto externo, se comunica con el mundo exterior, de diferentes maneras, y somos nosotros los responsables, de que esta comunicación, funcione, sea útil, y pueda efectuarse de una manera, placentera.  

Nuestro cuerpo, mente, sentimientos, emociones, y demás aspectos de nuestra vida, están íntimamente relacionadas entre si, y lo que le afecta a una parte de nosotros, nos afecta en todos los demás sentidos de nuestra existencia.  

Somos nosotros los responsables, de que cada uno de ellos, tenga dignidad y valor autentico. Es precisamente, en éstas tres áreas, donde podemos permitirnos disfrutar de nuestra sexualidad; con nuestro leal compromiso, a brindarle placer y honor. a nuestra sexualidad.           

No podemos pretender lograr estos tres pasos, sin primero, tomar conciencia, de que cuando seleccionamos a alguien en especial, para que comparta nuestra vida sexual, debemos estar enfocados en el propósito, de formar una sociedad con alguien, que desee al junto a nosotros administrar ese compromiso, ese placer y ese honor.        

Cuando seleccionamos a una persona en particular, con quien compartir nuestra vida sexual, estamos en el deber individual, de seleccionar, a alguien que nos garantice, querer cooperar con nosotros, en garantizar ese compromiso, ese placer, ese honor, de manera reciproca, es decir, cuando tenemos una pareja debería ser la meta, asociarnos, para administrar juntos ambas sexualidades, y que se le pueda dar un tratamiento reciproco, donde ambos, administran por sí mismo, y para sí mismo, compromiso, placer y honor, para consigo mismo y para su pareja.  

Acto Sexual

El Acto sexual, es la interacción más completa de todo los que se refiere a la comunicación sexual, involucra mayor uso de intimidad, de privacidad, y de interacción mutua.    Este es el paso que involucra un mayor conjunto de estímulos, y un mayor conjunto de respuestas a ese conjunto de estímulos.   Además de que en el acto sexual, exista la permanente exposición de recibir y responder a estímulos, también hay otra series de factores internos, y externos de todo tipo, que intervienen, en el acto sexual, entre ellos citaremos los siguientes:  

Factores Emocionales,

Factores Sentimentales,

Factores Sensoriales,

Factores Psicológicos,

Factores Sociofamiliares,

Factores Ambientales, etc.            

Cada uno de estos factores intervienen, para darle una gran variedad de diferencias entre un encuentro y otro, ya que pueden darse unas determinadas circunstancias entre un acto sexual en un determinado momento, y manifestarse otros tipos de realidades, en otro encuentro sexual, por lo tanto, no todos los actos sexuales, van a ser iguales, ni producirán los mismos resultados, ni tendrán las mismas limitaciones, ni provocaran las misma cantidad de placer, o como en el caso contrario, no provocaran la misma cantidad de incomodidad.   Por ello, es recomendable, de que la pareja, planifique juntas la continuidad de sus actos sexuales, bajo algunos parámetros que pueden ser fácilmente moldeables, para cuando lo ameriten, pero que les permitan establecer períodos prudenciales, entre un acto sexual y otro.  

Lo importante en este punto, no es fijar un horario de cuales días si, en que horario durante el día, ni fijar patrones estrictos, de cuantas veces diarias, ni nada por el estilo, pero si crear algunas normas como pareja, que regulen, la frecuencia del acto, considerando sus diferencias, semejanzas, limitaciones, preferencias y gustos de ambos.    

Lo importante, es poner en practica el uso de la comprensión, la tolerancia, el respeto, y la consideración, porque no todas las personas tenemos el mismo ritmo de vida, en absolutamente ninguna área de nuestras vidas. Así como no todos tenemos un mismo ritmo para aprender, pues unos aprendemos mas rápido que otros, no tenemos el mismo ritmo para hablar, porque unos se expresan mas pausadamente que otros, ni tenemos el mismo ritmo para correr, o para hacer ejercicio, o para comprender una lectura, ni aun para otros muchísimas ritmos de vida, así tampoco tenemos todos, el mismo ritmo de vida sexual.  

Simplemente no todos estamos en las mismas condiciones, ni en las mismas medidas de entusiasmo, ni en la misma frecuencia de necesidad de estar en un acto sexual con la misma frecuencia que todos los demás. Si conversamos con nuestras parejas, nos daremos cuenta, de que tal vez, le gustaría que las relaciones se dieran bajo unas circunstancias distintas a las de nosotros, tal vez diferentes horarios, diferentes días de la semana, diferentes turnos, o en la mañana, o tarde o noche, o con turnos alternados, pero en fin, con propuestas diferentes a las nuestras, esto es permitido, es valedero, y es comprensible, todos los seres humanos somos diferentes aun hasta en la sexualidad.  

 

Posturas y técnicas

El Acto Sexual es una de las armas mas poderosas para atrapar a la pareja, en un juego sexual, que puede llegar a ser placentero, emotivo, especial, y sobretodo, un estímulo, que logre invitar a la pareja a desear volver a encontrarse nuevamente en muchísimas otras actividades posteriores, o por el contrario, que afecte las relaciones y las haga parecer dolorosas, angustiantes, desmotivadoras, e incluso aburridas.  

Es en esta faceta, donde podemos hablar de que podemos compartir con la pareja diferentes posiciones, y maneras de estimular muchas partes de nuestro cuerpo, y no simplemente, tomar una postura que nos haga llegar a la meta final, y simplemente se repita siempre como un requisito para llegar a los resultados que se desean, sino que también, pueden haber muchísimas formas de permitirle a su pareja, tomar control de su propio cuerpo, y tener control del cuerpo del otro.  

Lo importante, no es usar diferentes posiciones, por ser atrevido, usar del morbo excesivo, querer demostrar ser experto en la materia, o por promover variedad para no ser aburrido.  

El verdadero secreto del éxito en usar diferentes posturas, es simplemente ser natural, aprender a desear, amar, valorar y apreciar, cada parte del cuerpo de la otra persona, y aprender a amar, apreciar y valorar a cada uno de los miembros de su propio cuerpo.   Este tipo de interacción, permite, que ambos, aprendan a conocer su cuerpo, y el de su pareja, aprendan a descubrir las áreas que le brindan mas placer de su pareja, las partes de su cuerpo que es mas sensible a la excitación y a las sensaciones, aprendan a reconocer cuales tipos de contactos le dan mayor placer a la pareja, e incluso, cuales tipos de contactos, por el contrario, Interrumpen la excitación, provocan dolor, causan incomodidad en medio del acto sexual.

 

El Placer debería ser el número uno en el juego sexual, estudiemos un poco al respecto.   En el acto sexual, el placer debe estar limitado a El Placer de la pareja, y al mismo tiempo a El Placer propio, en todas las áreas de la vida.     

El Acto sexual, debe contribuir a que se logre:  

- El Placer de la Piel,

- El Placer del Cuerpo,

- El Placer de la Mente,

- El Placer de las Emociones,

- El Placer de los Sentimientos,

- El Placer de el "Yo" personal,  

De nada sirve intentar disfrutar superficialmente, y que gran parte de nuestro yo involucrado en el acto sexual, este gritando por dentro, "auxilio" no quiero mas de esto.   Cuando estamos en el acto sexual, un grandioso número de factores intervienen, están involucrados nuestros sentimientos de amor o resentimiento, igual nuestras emociones de molestia, o agrado, nuestros temores y angustias, nuestros estados de ánimo, nuestras preocupaciones o despreocupaciones, nuestra autoestima alta o baja, nuestras preguntas o respuestas, nuestros recuerdos, en fin, nuestra mente no descansa cuando estamos en una relación sexual con alguien.   

Es por ello, que para que podamos disfrutar, debemos concientemente, prepararnos y previamente sintonizar emociones, sentimientos, pensamientos, estima, aun mucho antes de iniciar el acercamiento sexual, y sobretodo, preparar y predisponer a la otra persona, a que se sintonice también.  

Es un rotundo error, estar preparado uno para el acto, y el otro no, este es uno de las primeras amenazas para el disfrute, y es probable, que ninguno de los dos logre disfrutar absolutamente nada, desde que comience hasta que termine la actividad sexual, si tan sólo uno de los dos esta preparado para el momento y el otro no.  

Un aspecto muy importante en este punto es que, no siempre ambos van a tener los mismos intereses o necesidades al momento, de querer estar junto al otro, y este es un aspecto muy significativo cuando se trata de el hecho de pretender administrar juntos el placer para ambos. Hay momentos en que la pareja, esta de acuerdo a que desean iniciar el acto, están dispuestos, y ambos están al tanto de en que momento empezará la situación, pero, hay algunos factores a tomar en cuenta en este punto:  

Factores que condicionan el Placer:  

1.     El Grado de Excitación,

2.     Las Necesidades Afectivas,

3.     La Picardía, y Seducción,

4.     El Romanticismo,

5.     Cualquier otro factor.  

Cualquiera de estos factores, pueden ser los estimulantes para que la pareja quiera establecer una relación sexual, en cualquier momento, y es por ello, que la pareja pueda estar junta con las mismas motivaciones o por el contrario, estar juntas pero, con motivaciones diferentes. Esta situación es la que amerita, básicamente, que la pareja tenga un mayor grado de comunicación, cada vez que van a iniciar el acto sexual,  y a medida que esto se ejercita, van a alcanzar etapas, en que ya ambos se conocen, y saben que es lo que necesita la pareja, y que es lo que esta pidiendo en un acto sexual.  

En este aspecto, ambos deben colaborar, y comunicarse, sus deseos, motivaciones, sentimientos, y anhelos, en cada encuentro sexual, comunicarse si tienen deseo de ser románticos, si tienen mucha excitación o no, si están necesitando mucho cariño por parte del otro, en medio del acto sexual, o si simplemente es un acercamiento erótico, con picardía, ninguno de los dos quiere afecto, en ese momento, sino está encendida la llama de la pasión, y ambos desean autocomplacerse mutuamente.           

Cuando ambos están influenciados, por las mismas motivaciones, es excelente, porque ambos sabrán que estímulos y respuestas son adecuadas para esa ocasión, pero en el caso, de que ambos tengan diferentes motivaciones, no es un impedimento, ambos pueden ponerse de acuerdo, a que cada cual estimulara en el otro lo que necesite, y ambos se satisfarán en el área específica de necesidad que su compañero le haya manifestado.           

Hay momentos en que solo uno, está necesitado del otro, y la otra persona, no tiene ninguna motivación al respecto, este no puede ser impedimento para negociar, ambos pueden decidir en conjunto si lo hacen o no y como, lo fundamental es negociar el placer, entre los dos.  

 

Métodos de concepción

El Factor embarazo, es uno de los factores, que afectan muy directamente en el placer de la pareja, y en la frecuencia, y tranquilidad del acto sexual.           

El Factor embarazo afecta en cualquiera de sus etapas:  

- Miedo a que se de un embarazo,

- Sospecha de Embarazo riesgoso,

- Incomodidades por el embarazo,

- Y luego del embarazo,  

Cuando la pareja, no ha planificado la paternidad o maternidad, en el momento de el acto, se puede sufrir ciertas tensiones, como consecuencias de el temor a un posible embarazo.   Cuando la pareja, sospecha estar embarazada, pero, con algún índice de riesgo, también la pareja sufre tensiones, por miedo a lo que pueda ocurrir con el feto.   Cuando la pareja está en el acto sexual, en los últimos período de gestación, la pareja sufre tensión por las incomodidades, de la posición del bebe, el tamaño de la barriga de la madre, las posiciones, que le generan incomodidad, o dolor a la mujer, etc.  

Cuando la pareja, está manteniendo el acto sexual, concluido el proceso de embarazo, también puede estar presentando tensiones por el hecho del temor de que vuelva a quedar embarazada la mujer, porque tiene heridas o cicatrices, por el parto o Cesarea, porque la mujer está adolorida, porque la mujer está sin deseo, y entonces, le causa dolor la penetración, etc.   Todos estos casos son motivos de preocupación, existentes muy latentes en las parejas, sobretodo, cuando no se tiene orientación, por parte de un especialista, que les oriente en cuanto a su salud sexual, la salud de la mujer luego del parto, etc.  

También, es muy necesario, que la pareja, se oriente, y busque especialistas en la planificación familiar, y el uso de los métodos anticonceptivos, para que puedan planificar los embarazos, que como pareja deseen, y en el caso de no desearlos, puedan prevenirlos saludablemente  

 

Ambiente propicio

El Ambiente, es un factor determinante, en la preparación, disposición, y consumación del acto sexual. El ambiente para tal fin, en la mayoría de los casos debe ser planeado.   Es importante, escoger momentos adecuados, motivaciones adecuadas, comunicación adecuada, y también el ambiente adecuado.   No se puede Empezar al azar, el juego sexual en un lugar que produzca en la pareja, angustia por interrupciones, miedo de ser capturados por la vista de terceros, lugares que hayan ruidos molestos, olores desagradables, demasiada luz, o demasiada claridad, hayan muchas personas cerca de la habitación despiertos, y un sin número de factores, que imposibilitan, que el acto sexual, se de bajo un ambiente sin tensiones, ni preocupaciones.  

También es importante apreciar, que escoger conservadamente siempre, el mismo lugar o por el contrario contar con una gran variedad de ambientes, que la pareja escoge para su intimidad, pueden ser factores que ayudan o desfavorecen.   

El equilibrio es vital en todos los aspectos de la vida, y en área sexual, también lo es. Tener un lugar conservador en donde siempre se den los encuentros, es saludable, porque la pareja, cuando se conecta con ese lugar, se conecta con esas experiencias, y este ambiente le promueve estímulos para querer estar con su pareja allí.   

También es saludable, compartir como parejas en ambientes diferentes, en otros momentos, si es posible planificarlos, y también aprovechar cuando se den las oportunidades. Esto permite que la pareja no decaiga en estados de monotonía y aburrimiento.  

Mantener el equilibrio es vital, evite la rutina y la monotonía, pero evite también, insatisfacción por conservar un lugar, porque esto puede redundar en que luego no sólo quiera variar de lugar, sino que el aburrimiento le incite a querer también variar de pareja.

Comunicación sexual

La comunicación, es el factor mas importante en todos los aspectos de la vida del ser humano, incluido el aspecto sexual.           

La Comunicación sexual incluye diferentes tipos de medios de comunicación:  

- La Comunicación Verbal,

- La Comunicación Visual,

- La Comunicación Auditiva,

- La Comunicación Olfativa,

- La Comunicación Táctil,

- La Comunicación Gestual,

- La Comunicación Sensorial,

- La Comunicación Sexual.  

Con nuestra pareja nos podemos comunicar hablando, mirando, tocando, oliendo, mostrando, o haciendo cualquier otro tipo de contacto, o estimulando a la otra persona de cualquier forma, bien sea como nos vistamos, los gestos que hagamos, todos estos métodos son adecuados para usarlos continuamente, y de forma variada en nuestra vida sexual.   No fatigue a su pareja, mostrándole un solo lenguaje, que le diga que usted quiere estar con él, o con ella, siempre establezca la comunicación de manera diferente, juegue con creatividad, invítela de formas diferentes, y con autenticidad, con espontaneidad, y conforme al estado de ánimo suyo y de su pareja.           

Usted puede invitarle con un abrazo, o con un beso, o con una mirada, o usando una fragancia, o usando una prenda íntima, o con caricias, busque modos distintos en momentos distintos.           

No aburra a su pareja haciendo siempre lo mismo, y de la misma manera, tenga temas de comunicación diferentes aunque el tema es el mismo. "La Búsqueda de la Sexualidad en Pareja" Comuníquese siempre de manera diferente.           

Explore la personalidad de su pareja, cuales son los estímulos que le ayudan más, si los estímulos verbales, o gestuales, o de contacto, o de cual tipo es su preferido.

 

Estímulo

Al igual, que variar la forma de comunicarle a su pareja, de que usted esta interesado en estar íntimamente con el, o con ella, también debe variar los estímulos que va a usar antes, en medio y al final del acto sexual, es decir durante todo el proceso del acto sexual.           

Varíe, juguetón, romántico, tierno, sensual, cariñoso, erótico, pícaro, muestre siempre diferentes caras a su pareja, que su pareja le conozca en todas sus facetas, en el momento del acto sexual.           

No se acostumbre a hacer siempre todo del mismo modo, siempre el mismo protocolo, siempre el paso 1,2 ,3 sino varíe.           

Hay momentos que habrán mas besos que nada, habrán momentos que casi no habrán besos, habrán momentos que habrán mucha caricia, habrán momentos que no las habrán, habrán momentos que se miraran tierno a los ojos y se harán cariñito, habrán momentos que no y que solo habrá demasiada excitación.  

No se preocupe, deje que todo se de naturalmente, aprenda a llevar el ritmo de su pareja y del ambiente en el que estén envuelto en ese momento, disfrute lo que están haciendo, sin analizar tanto, sólo estudie a su pareja, y aprenda a saber cuando se presta el momento para una cosa, y cuando no, lo importante es ser natural, es estar atento a que su pareja este cómoda y usted también, mientras ambos estén enfocados en el otro, y en sí mismo, todo se puede dar naturalmente.  

Planifique solamente los primeros estímulos, que el resto se dará solo. No se ponga falsas expectativas, simplemente disfrute de su pareja, y deje que su pareja disfrute de usted, lo que hacen no es lo mas importante, lo mas importante es que esa es la persona con que quiere estar y esa persona quiere estar con usted. Cuando eso es así, lo demás que pase será resultado, de lo que ambos desean, aman, y valoran de el otro.  

 

Protagonismo

No sea usted siempre el que promueva la situación, dele oportunidad al otro, de que empiece el juego, de que invite el otro, de que se comunique a su forma el otro.    No sea usted siempre el que proponga hacerlo, ni el que proponga cuando, ni quien proponga donde ni quien proponga como hacerlo, permítase el privilegio, de dejarse impresionar por su pareja de vez en cuando.   Si en el caso contrario, es su pareja quien siempre toma la iniciativa todo el tiempo, usted impresiónele de vez en cuando, esto hará que como pareja, se complementen, no se aburran y se sientan amados, porque cuando uno se siente deseado por la otra persona, a veces se siente amado también.  

Es desagradable cuando en la pareja una persona nunca demuestra sentir deseo por el otro, y también es muy desagradable, cuando la otra persona, lo único que demuestra es estar interesado en sexo, con la otra persona.   No sólo sea protagonista de la vida sexual, sino también sea protagonista de muchos eventos de su pareja, y permítale sentirse protagonista de todo lo suyo, porque si no de nada sirve que usted quiera hacerlo sentir parte de su juego sexual, pero lo excluye de todas las áreas de su vida, o que usted se incluye solo en su vida sexual, pero no se interesa por nada de lo que le pase, en las demás áreas que no tienen nada que ver con lo sexual.           

No use las caricias, los besos, los halagos, y las palabras bonitas, solamente para invitar o ejecutar un acto sexual, haga siempre eso, aun en los momentos cuando usted no este interesado sexualmente en su pareja, porque de lo contrario, cuando lo quiera usar para invitar o estimular a su pareja, al acto sexual, lo sentirá hipócrita, vacío, cursi, deshonesto o cualquier otra interpretación desfavorable para usted.  

 

Salud

La Salud es un área de mayor importancia, en todas estas áreas de la vida sexual, si tenemos salud, estamos en las mejores condiciones para realizar lo que nos propongamos, así sucede en la vida sexual, necesitamos tener nuestros cuerpos sanos, nuestra mente sana, nuestros sentimientos sanos, nuestras emociones sanas.           

Este punto de la comunicación es vital en la pareja, constantemente deben comunicarse acerca de su estado físico, el estado de sus emociones, de sus sentimientos, sus pensamientos, alguna enfermedad, deben comunicarse si hay algún malestar emocional, alguna herida, alguna depresión, una baja autoestima por causa de una herida emocional del otro.           

Deben estar de acuerdo en no maltratarse física, verbal, moral o de cualquier índole, ya que esto afecta terriblemente a la relación de pareja.  

Recursos  

Los Recursos, para la vida sexual, son todos los que la pareja pueda usar, para el bienestar de su vida emocional, sentimental, y sexual.   Deben planificarse salidas románticas, momentos de recreación, regalarse obsequios, disfrutar diversiones juntos, y eso requiere de recursos financieros, pero también invertir tiempo, y también invertir en relaciones sanas, que les ayuden como familia, interrelacionarse.  

No incluya terceros, en sus relaciones de parejas, ni en conversaciones acerca de sus relaciones íntimas, ni que opinen como deben resolver las cosas su pareja y usted. Eviten a toda costa vivir con otras personas que no sean sus hijos, cuando son familiares de uno de los dos nada mas, siempre sufre la pareja que no tiene consanguinidad con ese pariente, y esto destruye las relaciones de pareja, e influye directamente en todas las áreas de su vida de pareja, incluyendo su vida sexual.  

El Sexo, puede convertirse para usted en un hermoso proyecto de vida, que le garantice salud, comodidad, placer, compañía, estima, valor como persona, si usted toma en cuenta cada uno de los factores que le afectan tanto directa como indirectamente.  

Es usted, en conjunto con su pareja, quienes deciden que hacer con su sexualidad, hasta donde llegar, y que metas lograr, usted decide el destino de su sexualidad, de su pareja, de su felicidad, y de su estima propia, solo le queda escoger que estilo de vida anhela, ser feliz teniendo una vida sexual saludable o teniendo una vida sexual incierta, con una vida emocional, sentimental y física deteriorada.  

Maria de los A. Pérez

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres